SAFARIS EN ZAMBIA 

CONOCIENDO ZAMBIA

  • Superficie del País: Superior a la extensión de Francia.
  • Población del País: 14 millones de habitantes, con la esperanza media de vida en los 56 años.
  • Religión: Zambia es oficialmente una nación cristiana, 80% entre protestantes, evangélicos y católicos. No obstante existe una gran variedad de formas de culto que combinan elementos tradicionales y étnicos.
  • Clima: La altitud de Zambia propicia un clima templado. Hay tres estaciones diferenciadas: la seca (de mediados de abril a agosto), cuando las temperaturas bajan de noche y el paisaje es verde y exuberante; la cálida (de septiembre a mediados de noviembre), la mejor para ver fauna, ya que la vegetación es escasa; y la húmeda (de mediados de noviembre a mediados de abril), ideal para observar aves, aunque algunos campamentos y lodges de los parques nacionales cierran debido a las carreteras inundadas. Las precipitaciones son más abundantes en el norte del país.
  • Dinero: La moneda oficial de Zambia es el Kwacha zambiano 1€ = 12 ZMW
  • Salud: Existe un número escaso de farmacias y centros médicos excepto en poblaciones medianas. De hecho muchas poblaciones tienen como único centro de salud el administrado por ongs. El agua de la red no es potable y siempre es recomendable beber la embotellada. La higiene y limpieza de los restaurantes y los hospedajes, incluso los más humildes, es muy aceptable, aunque en el caso de la comida callejera se debe tener especial cuidado y precaución.

ZAMBIA EN PARALELO

África tiene muchas caras, peros todas ellas reflejan una naturaleza que nunca decepciona. Selvas frondosas, sabanas donde los ñus inician grandes migraciones o atardeceres para congelar en la retina para la eternidad.

Zambia es famosa por todas esas pinceladas, pero especialmente por ser límite de las Cataratas Victoria, la caída de agua más alta del mundo cuyo poso deja un arco iris y un temblor en el alma irremplazable, único.

De hecho, una vez te asomes a una de las grandes maravillas naturales de África, tendrás la sensación de que, posiblemente, hayas perdido la capacidad de sorprenderte para siempre.

¡ Pregúntanos por tu viaje perfecto !