fbpx

Gran Abisinia Norte y Sur en grupo, Etiopía

Code: ETI016GR2
16 días
  • etiopia8
  • etiopia3
  • Norte histórico, Etiopía4
  • DSC_6162
  • Montañas Simien, Etiopía8
  • Norte histórico, Etiopía7
  • Tribus del Sur, Etiopía7
  • DSC_6207
  • DSC_6520
  • DSC_6617

Duración: 16 días

En Grupo

Fechas de salidaPrecioEstado
Febrero: 102.690€Disponible
Marzo: 102.690€Disponible
Mayo: 122.690€Disponible
Junio: 092.690€Disponible
Julio: 142.690€Disponible
Agosto: 04, 182.690€Disponible
Septiembre: 082.690€Disponible
Octubre: 132.690€Disponible

Etiopía fue el único país africano no colonizado lo que permitió mantener intactas algunas tradiciones ancestrales y patrimonio cultural. Los obeliscos más altos del mundo en Axum, las espectaculares iglesias escavadas en la roca de Lalibela o los castillos de Gondar hacen de la aventura, una experiencia única.

El paisaje etíope ofrece espectáculos asombrosos entre desiertos inhóspitos combinados con verdes montañas de Simien o caudalosas cataratas del Nilo Azul.

Su población tribal del sur del país, tradicional y acogedora, abre sus brazos a los visitantes para invitarles a participar como uno más en celebraciones aferradas a ritos antiguos.

Un país con alrededor de 80 lenguas diferentes y más de 150 etnias distintas que conviven en total armonía, sin que la tradición o la religión influyan en sus relaciones.

Etiopía te espera.

El Viaje Incluye:

  • Bienvenida en destino con traslados ida y vuelta al aeropuerto.
  • Alojamiento en Hoteles de categoría media indicados o similares.
  • Tasa e impuesto turístico municipal.
  • Tasas gubernamentales etíopes de alojamientos.
  • Pensión completa durante todo el viaje.
  • Traslados en vehículos con conductor local.
  • Combustible, parking y peajes.
  • Guía local de habla hispana.
  • Permisos de jefes de las tribus para visitarles.
  • Permisos de sacerdotes para visitar Iglesias y Monasterios.
  • Paseo en barco en el Lago Tana para visitar iglesias en las islas.
  • Entradas a Parques, monumentos y museos indicados en programa.
  • Aportaciones a los jefes de tribus Mursi, Turmi, Hamer
  • Todas las entradas a Parques, monumentos y museos detallados.
  • Tasas gubernamentales etíopes.
  • Alojamiento y dietas del guía y del conductor.
  • Botiquín de medicamentos y primeros auxilios común.
  • Seguro médico de viaje, accidente y equipaje.
  • Asistencia en viaje 24 horas los 365 días.
  • Compensación de una tonelada CO2 en programa de reforestación.

El Viaje No Incluye:

  • Billetes de avión i/v desde tu ciudad de Origen.
  • Billetes de avión internos
  • Visado de entrada en Etiopía.
  • Propinas a conductores y guías.

  Opcional:

  • Seguro con cobertura de gastos de anulación (25€ por persona).

Forma de Reserva: El 40% para reservar tu viaje. El resto del pago podrás aplazarlo hasta 15 días antes de la fecha de inicio.

Este viaje se rige por las Condiciones Generales de Contratación e incluye un Seguro de Viaje con opciones de ampliación.

Vuelo internacional a Addis Abeba. Noche a bordo.

Llegada a la capital etíope a primera hora de la mañana.  Tras cumplimentar los requisitos burocráticos en la aduana, recogeremos nuestro equipaje y seremos trasladados al hotel. Antes, sin embargo, nos estarán esperando a la salida de la terminal o bien en el adyacente parking del aeropuerto, una vez fuera del edificio principal.

Jornada dedicada a explorar Addis Abeba. Poco conocida por la mayoría de los viajeros, que suelen pasar de largo, Addis Abeba es un fascinante mundo por descubrir. Vale la pena destacar que la capital etíope, con sus 2.400 metros de altitud, es una de las capitales más altas del mundo.

De población creciente y ubicada geográficamente en el centro del país, Addis Abeba (“Nueva flor”, en amárico, tal y como la bautizaron sus fundadores), resulta una ciudad agradable y llena de múltiples sorpresas. El día lo dedicaremos a hacer una visita a la ciudad, cuyos puntos más emblemáticos podrían ser el barrio de Piazza y el siempre caótico Mesquel Square.

Visitaremos las montañas de Entoto, lugar donde Menelik II se instaló antes de fundar la ciudad. Desde estas montañas, que en algunos puntos se encaraman hasta los 3 mil metros, podremos ver las dimensiones de la capital. Seguidamente, descubriremos los secretos de Lucy, uno de los más importantes descubrimientos paleontológicos de la Historia, en el Museo Nacional, y, siempre que dispongamos del tiempo suficiente conoceremos una iglesia cristiano ortodoxa.

Regresaremos a nuestro hotel para descansar. Alojamiento en el hotel Addis.

Tomaremos el primer vuelo de la mañana a Bahar Dar

Dedicaremos la jornada a conocer una representación de los monasterios del lago Tana, que contabiliza más de 20. Muchos de ellos permanecieron casi en el anonimato para los extranjeros hasta 1930. Varios poseen una magnífica decoración y esconden verdaderos tesoros. Las antiguas iglesias están cargadas de misterio y leyenda.

La mayoría de islas son auténticos santuarios naturales. Bahar Dar y el lago Tana, el lago más grande del país con 3.673 kilómetros cuadrados, significan dos de los lugares que no podemos perdernos en Etiopía.  El viaje por el lago se realizará en un pequeño ferry. Iremos hasta la península de Zege donde visitaremos la iglesia de Ura Kidane Mehret, a la que se accede por un sendero rodeado de frondosa vegetación. Proseguiremos nuestra excursión por este impresionante lago y recalaremos en el templo Azuwa Maryam u otro similar. En función del tiempo de que dispongamos, podremos visitar en el lago dos o tres iglesias.

Ya por la tarde, a treinta kilómetros de Bahar Dar, nos esperan las famosas cataratas del Nilo Azul. Un impresionante salto de agua de 45 metros de altura conocido como Tis Abay o Tis Isat (agua humeante). Una de las fotografías del viaje. Alojamiento en Hotel en Bahar Dar.

Después de desayunar, traslado por carretera de Bahar Dar a Gondar. Fundada por el emperador Fasilidas, Gondar fue la segunda capital del Imperio Axumita y un gran centro de referencia, entre los siglos XVII y XVIII.

Una vez en Gondar, visitaremos su centro histórico, con especial atención en el complejo de castillos, la piscina del rey Fasilidas y el monasterio de Debre Birhan Selassie.

Gondar fue la capital de Etiopía en el pasado y presenta uno de los primeros castillos que se conocen en la historia de África (Fasil Ghebbi). El recinto central amurallado, rodeado por altos muros de piedra, cubren, ni más ni menos, que 70 mil metros cuadrados y contiene un total de seis castillos, un complejo de túneles interconectados y pasos elevados con otros edificios de menor tamaño.

Conocido por el “Camelot de África”, el complejo real  también incluye capillas, salón de banquetes, cuadras de caballos y…hasta jaula de leones.

Después de visitar los castillos y el verdadero corazón de Gondar, descubriremos la piscina del rey Fasilidas, del siglo XVI. Los baños del que fue el fundador de Gondar, constan de 2.800 metros cuadrados. Cercados por un muro de piedra con seis torres, vigila los baños un edificio de dos pisos que, según cuenta la tradición, fue la segunda residencia del monarca. Otras fuentes apuntan que, aunque se consideran piscinas, probablemente se utilizaban para ceremonias.

El tour de Gondar finaliza con la visita al monasterio Debre Birhan Selassie. La leyenda cuenta que fue el único templo que se salvó de la destrucción masiva de 1888 debido a “la intervención divina de un enjambre de abejas” (sic). El principal interés turístico de la iglesia yace en sus pinturas interiores. Por ejemplo, el techo está compuesto por ochenta caritas angelicales, una atracción que, por su singularidad, la convierte en uno de los puntos más fotografiados del país. Asimismo, sobresale una aterradora representación del demonio rodeado de llamas que se sitúa en el muro de la izquierda de la puerta principal. Alojamiento en hotel en Gondar.

Traslado en 4×4 a las Simien Mountains. Previamente pasaremos por Debark, entrada occidental del Parque Nacional Simien Mountains. Debark, situado a 2.800 metros de altitud, es el punto donde nos encontraremos con nuestro guía local y los scouts del parque que nos acompañarán a lo largo de la ruta.

Realizaremos una excursión por el Parque Nacional. A lo largo de las escarpadas paredes, nos acompañarán los Geladas, una especie endémica de Etiopía. Se trata de unos monos que viven en manadas, siempre cerca de los precipicios y barrancos. “Gelada” significa “corazón sangrante” en amárico, y alude a la parte de piel roja y sin pelo que tienen estos animales en el pecho y la garganta.

En el caso de las hembras, esta piel se inflama y enrojece cuando están en celo. Con un poco de suerte también veremos el íbice de wallia, cuyo territorio se limita por completo a las Simien Mountains. También se encuentra por estas tierras el lobo etíope y grupos de quebrantahuesos, aunque su avistamiento no es sencillo.

Asimismo, realizaremos un pequeño paseo para ver de cerca las escarpadas montañas que forman las Simien.

Abandonaremos progresivamente este parque nacional y regresaremos a Gondar. Alojamiento en hotel en Gondar.

Desde Gondar partiremos en avión y alcanzaremos Axum, la histórica ciudad del Tigray. Puede presumir de ser el verdadero eje de la cultura nacional. La capital del poderoso imperio Axumita es, asimismo, el hogar espiritual del cristianismo ortodoxo etíope. Cuenta con una gran cantidad de antigüedades y unos magníficos mercados. Visitaremos el museo de Axum, la catedral de Tsion Maryam, Mai Shum, el parque del rey Exana y la tumba del rey Basen. Los elementos más fotografiados, no obstante, son su campo con más de 300 estelas y obeliscos monolíticos, alguno de ellos de más de 20 metros de altura.

Uno de ellos, que alcanza los 33 metros, y con un peso cercano a las 600 toneladas, se encuentra resquebrajado en el suelo y es el mayor monumento monolítico del mundo. Todos ellos, de granito, se extrajeron en su día de una montaña adyacente. También pueden visitarse catacumbas subterráneas o palacios en ruinas. Axum también fue donde se originó la fabulosa leyenda de la Reina de Saba.

Alojamiento en hotel en Axum.

Nos dirigiremos, en avión, a la mágica Lalibela. Tras aterrizar, y de camino a la ciudad, nos detendremos en Nakute La´ab, una iglesia sencilla, construida alrededor de una cueva poco profunda con varios estanques sagrados alimentados por fuentes naturales. El templo esconde varios tesoros que incluyen cuadros, una biblia en cuero y varias pinturas que podremos ver de cerca. Seguiremos los seis kilómetros que nos separan de Lalibela.

Lalibela puede presumir de ser uno de los conjuntos artístico-religiosos más importantes del mundo. Conoceremos la denominada “Jerusalén africana”. El conjunto de iglesias de Lalibela fue declarado patrimonio de la UNESCO en 1979 y es el principal  lugar de peregrinación de los cristianos ortodoxos. Visitaremos el primer grupo de iglesias excavadas en la roca. Del primer grupo  podemos destacar la iglesia de Medhanialem (San Salvador) una de las más grandes e impresionantes, con unas columnatas externas que adornan los laterales, y la iglesia de Bete Mariam, una pequeña iglesia que ha conservado la belleza de las pinturas interiores y una curiosa estructura interna formada por dos pisos.

Las iglesias de Lalibela, al estar bajo tierra, se comunican entre sí a través de túneles y zanjas que, sin duda, será uno de los principales atractivos para el viajero. Dedicaremos la jornada a conocer, en profundidad, esta ciudad que está considerada como una de las maravillas del mundo. Ubicada a 2.630 metros de altura, Lalibela posee la majestuosidad de sus iglesias, pero también el encanto de sus callejuelas, por las que nos perderemos hasta la hora de la cena. Alojamiento en hotel en Lalibela.

Segundo día en Lalibela. Al despuntar el día, y siempre y cuando sea domingo, tendremos la posibilidad de vivir en directo las espectaculares ceremonias religiosas en las iglesias. Más tarde, visitaremos un templo fuera de Lalibela. Se trata de Yemrehanna Kristos, ubicada a unos 30 kilómetros de Lalibela, construida en una cueva en una de las laderas del Monte Abuna Yosef.

Por la tarde, seguiremos explorando las iglesias excavadas en la roca del centro de la ciudad. Del segundo grupo de iglesias excavadas en la roca cabe destacar las iglesias de Gabriel – Rufael, (caracterizadas por estar presididas por un profundo foso), la de Amanuel y de Abba Líbanos. También visitaremos la solitaria de Bete Giorgis, famosísima por su planta en forma de cruz y por un interior de dimensiones reducidas donde resalta una cúpula que no se adivina desde el exterior. Probablemente la iglesia monolítica más espectacular todas. Utilizaremos los antiguos túneles que conectan las iglesias para dirigirnos de unas a otras. Alojamiento en hotel en Lalibela.

A primera hora de la mañana tomaremos el vuelo a Addis Abeba y una vez allí nos vendrán a buscar los vehículos que nos van a llevar al sur del país.

Nos dirigiremos hasta un lugar tan genial como poco visitado: Agena. En el corazón del territorio Gurage conoceremos alguna de sus aldeas tradicionales.

Alojamiento en Lodge en Agena.

Nos despertaremos en las aldeas Gurage, en una zona montañosa. En unos kilómetros la carretera de curvas empieza su descenso hacia la falla del Rift. A medida que nos alejamos del norte, sucumbiremos a la belleza del paisaje rural, atravesando zonas de cultivo de teff, cereal básico en la gastronomía etíope ya que es el utilizado para la elaboración de la injera, el pan tradicional etíope.

Realizaremos una parada en Alaba Kulito, donde podremos visitar alguna de sus casas tradicionales con sus coloridos murales.

A continuación, nos dirigiremos a los Poblados Dorze. Ascenderemos por una pista que va ganando altura y con unas vistas increíbles sobre el Parque Nacional de Nechisar.  Visitaremos la etnia de los Dorze.

Decir de los Dorze que sus singulares casas (fabricadas con cañas de bambú) forman cúpulas de hasta seis metros de altura son la tarjeta de presentación de esta etnia. En su interior, bastante espacioso, siempre suelen tener un fuego que utilizan tanto para cocinar como para calentar el ambiente.

Los Dorze también son conocidos por sus coloridas túnicas de dibujos geométricos, que confeccionan y exportan por todo el país. Es fácil ver a los Dorze trabajando en telares tradicionales o hilando las hebras de algodón en las puertas de sus casas, con las que después fabrican los tejidos.

A imagen y semejanza de los pigmeos y los khoisan, disponen de una música polifónica llamada “edho”, que normalmente se canta durante la Epifanía o durante las fiestas de iniciación.

Asimismo, si coincide, podremos disfrutar del alguno de los pintorescos mercados de la zona Dorze.

Al finalizar el día disfrutaremos de los típicos bailes Dorze, alrededor de un fuego. Unas vistosas danzas locales que serán el colofón de una jornada muy completa. Alojamiento en Lodge en Dorze.

Nos levantaremos en un lugar de grandes vistas y realizaremos una pequeña visita a las montañas Dorze.

Tras la visita a las montañas Dorze, iremos a Jinka.

Viaje hacia Jinka, adentrándonos en el valle del río Omo y cruzando, en primer lugar, territorio Banna, etnia que poco a poco se ha asentado en esta zona, donde combinan el pastoreo de ganado ovino con los cultivos estacionales de sorgo y algodón. Llegada a Jinka, considerada la capital administrativa del valle del Omo. Allí tendremos la oportunidad de visitar el Museo de Jinka. Se trata de un centro de investigación de las tribus del Omo Sur ubicado estratégicamente en una colina con grandes vistas sobre la ciudad. El museo antropológico resulta de gran utilidad para saber más cosas sobre las diversas etnias de la zona. Alojamiento en Lodge en Jinka.

Jinka es el punto de partida hacia el Parque Nacional Mago. Visitaremos a su etnia más conocida, los Mursi, famosos por los platos labiales de sus mujeres. Esta tradición todavía se mantiene. Muchas mujeres se hacen una inserción en el labio inferior durante la adolescencia que poco a poco irán agrandando como símbolo de belleza. Se trata de un pueblo dedicado principalmente al pastoreo. También efectúan labores agrícolas: cultivo de sorgo y maíz. La caza también es una actividad importante para los Mursi, si bien se ha visto reducida al haber sido declarado su territorio reserva de fauna.

Regreso a Jinka donde, después de la visita iremos a comer a Key Afar, que será la excusa perfecta para vivir uno de los mercados más coloridos del valle del Omo. Después de comer, emprendemos la marcha hacia Turmi.

Turmi es la capital de la etnia Hamer. Se trata de una tribu de costumbres ancestrales, con idioma, religión y creencias propios. Los Hamer son tremendamente hospitalarios, con ritos únicos entre los que podemos destacar el Ukuli Bula o salto de los bueyes, la entrega del Boko y la danza Evangadi.

Turmi es una pequeña población caracterizada por ser la capital de la etnia Hamer. La localidad no sólo sirve como base para efectuar visitas a los distintos poblados de esta tribu, sino que es un punto de partida excelente para llegar a Omorate y descubrir etnias como los Dassanetch, o los Karo, los Dasanech.

Los Hamer son, seguramente, la etnia arquetipo del Omo. Especialmente llamativas resultan las mujeres, adornadas con gruesas trenzas de pelo coloreado de ocre que forman un espeso flequillo, faldas de piel y numerosos brazaletes ajustados a los brazos y las piernas.

Los hombres por su parte, al igual que las féminas, practican la escarificación corporal y llevan un atuendo más sencillo, a excepción del que usan para las ceremonias.

Alojamiento en Lodge en Turmi.

Madrugaremos y nos dirigiremos más al sur, hacia Omorate, para realizar una visita extensa al poblado Dassanetch, a orillas del río Omo.

Los Dassanetch basan su subsistencia en los cultivos de sorgo y maíz. Se considera un pueblo ganadero pero también realizan cultivos estacionales que coinciden con las crecidas del río Omo y las inundaciones de sus márgenes. Esta etnia forma una sociedad patriarcal, donde la autoridad recae sobre un grupo de ancianos denominados Ara.

Uno de los detalles que más sorprende de los Dassanetch son los peinados masculinos, que marcan el ascenso en el sistema de edad. Desde el rasurado completo, al peinado tipo “casco” de los niños, hasta los sofisticados peinados con tierra que señalan la edad adulta y el reconocimiento social.

La jornada también discurrirá entre poblados de la etnia Hamer. De la mano de guías autóctonos exploraremos alguna de las aldeas más interesantes.

Alojamiento en Lodge en Turmi.

Jornada que transcurrirá desde Turmi hasta Konso y de aquí a Arba Minch. En Konso visitaremos una de las aldeas. Sus pueblos laberínticos son autenticas fortalezas que les protegen de las etnias vecinas. Están situadas en lo alto de las colinas basálticas y son miradores sobre las terrazas de cultivo que las rodean. Los Konso continúan practicando el animismo pese a tener influencia religiosa externa desde hace ya algunas generaciones. En 2011, el paisaje cultural de konso fue considerado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

La estructura social de los Konso se basa en la pertenencia a uno de los nueve clanes, gada, en que se encuadra la sociedad Konso. Cada gada cuenta con una autoridad religiosa que recibe el título de pokwalla. Los rituales asociados al culto de los difuntos tienen un papel fundamental en la comunidad Konso. La manifestación más visible del culto a los antepasados son los Waga, unas estatuas de madera que se erigen en recuerdo de los difuntos con cierta relevancia en la sociedad Konso.

Tras la visita iremos hasta Arba Minch. Alojamiento en Lodge en Arba Minch.

A primera hora de la mañana nos adentraremos en el lago Chamo en barca, corazón del Parque Nacional de Nechisar. En un peculiar safari disfrutaremos tanto de la extensa fauna como de la actividad de los pescadores autóctonos de la etnia Gamo, que continúan conservando métodos ancestrales. Veremos hipopótamos, cocodrilos (de los de mayor tamaño de África) y diferentes aves.

Más tarde, volaremos hasta Addis Abeba. En la capital etíope dedicaremos el tiempo para realizar las últimas compras y pasear por Churchill Avenue, una de sus arterias comerciales.

Por la noche, cena de despedida y traslado al aeropuerto.

LLEGADA A DESTINO INTERNACIONAL

*El programa de viaje, está sujeto a las modificaciones que se consideren imprescindibles.

Este viaje a Etiopía, se realiza en grupo con un máximo de 19 personas, además de los guías locales y conductores. Se trata de un viaje alternativo, en el que se le da prioridad al descubrimiento de los atractivos culturales y paisajísticos del destino, junto a la convivencia y trato con la población local. Al viajar en un grupo reducido, visitaremos sin prisas y de forma respetuosa, las comunidades de tribus, iglesias y monumentos más importantes, así como disfrutar de la naturaleza en pequeñas caminatas a nuestro aire, actividades divertidas, excursiones imprescindibles… durante el viaje.

El guía del grupo de habla hispana, estará siempre para ofrecer toda la información del destino así como dar alternativas y propuestas diferentes cada día, haciendo del viaje algo único.

Transporte: Los traslados durante el viaje, se realizan en vehículo privado con conductor local y vuelos internos.

Alojamiento: Los hoteles y Lodges durante el viaje son de categoría media, con habitaciones privadas. Todos los hoteles tienen buena localización, para poder visitar de manera cómoda el destino. Para viajeros en habitación individual, se aplica suplemento.

Pregúntanos sobre tu viaje y te asesoraremos encantados.

Fecha de salida:*

Número de personas que viajan:*

Ciudad de salida:*

Código postal:*

Viaje que te interesa:*


Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Gran Abisinia Norte y Sur en grupo, Etiopía”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *