CINCO LUGARES EN LA HABANA PARA CONOCER

12 septiembre, 2016
Guía de Cuba

Cinco lugares de La Habana para conocer

En la Habana una nueva brisa parece fundirse con sus fachadas de colores y un Malecón eterno. La capital cubana recibe los cambios con una sonrisa, con música en los pórticos y bólidos de los años 50 que podrían abandonar su funcionalidad para pasar a ser motivos de una exposición histórica desplegada entre estos 5 lugares de la Habana para conocer.

La Habana Vieja

La zona más antigua de la ciudad fue designada como patrimonio de la Unesco en 1982 por muchos motivos, entre ellos la presencia de una colección de edificios neoclásicos y barrocos que beben de influencias españolas, francesas, británicas y hasta estadounidenses. La Habana Vieja engloba la Catedral de San Cristóbal, la fortaleza de el Castillo de la Real Fuerza, el encanto victoriano del Hotel Inglaterra o el Gran Teatro de la Habana, posiblemente el más famoso de todos. Como complementos no faltan bailes en las calles, pescado fresco en La Bodeguita de Hemingway y Cadillacs congelados por el tiempo.

El Malecón

SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL DÍA EN NUESTRAS PROPUESTAS VIAJERAS

El malecón mas famoso del mundo se encuentra en la Habana y continúa siendo un lugar digno de visitar. Hay algo de nostalgia en este paseo marítimo de 7 kilómetros, quizás el de todos los locales que sentaron a adivinar Florida desde sus bordes, las muchas parejas que se acurrucan al atardecer o el sonido de un bolero que se escapa de alguno de los muchos bares que se agolpan en el pulmón más dinámico de La Habana.

Castillo de los Tres Reyes del Morro

Erigido en el siglo XVI para proteger la ciudad de ataques piratas, esta fortaleza ubicada en el mismísimo Malecón inspira esa imagen espectral y a la vez épica de un Caribe revuelto, aún si hoy día su silencio invita al turista a encaramarse sobre sus muros y obtener hermosas vistas de la ciudad. El monumento forma parte del Parque Histórico Militar de La Habana.

Plaza de la Revolución

El Vedado es una antigua zona residencial famosa por sus pórticos de columnas y perfecto trazo urbano. Sin embargo, el punto más importante de esta zona reside en la presencia de la Plaza de la Revolución, una de las más grandes del mundo y escenario de todas esas reivindicaciones que encumbraron al Che Guevara hasta convertirlo en una pieza de arte urbano que parece seguir controlando el destino de los cubanos, especialmente cuando al anochecer el juego de luces ilumina su figura. El Monumento a José Martí es otro de los highlights.

Fusterlandia

Más allá de los edificios históricos, La Habana se ha convertido en un canalizador de arte para los locales y, en concreto, para un artista: José Rodríguez Fuster. Tras un viaje por Europa, Fuster llegó a Cuba con el trencadís de Gaudí en los bolsillos y muchas ansias por convertir el barrio de las Jaimanitas en una galería alternativa. Citas de Alejo Carpentier o Ernest Hemigway, casas de locales convertidas en jardines no-oficiales del Parc Güell o retratos pop de Hugo Chavez, sirenas y vírgenes latinas conforman Fusterlandia, el mejor lienzo del ya conocido como Picasso de Cuba.

Escrito por: Alberto Piernas

Fotos: Pinterest / Oferta de Viaje a Cuba 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *