fbpx

AGRA, LA CIUDAD MÁS ROMÁNTICA DE LA INDIA

25 marzo, 2016
Guía de India

Cuando viajamos a la India, el famoso Triángulo de Oro se convierte en la mejor combinación para conocer algunas de las grandes maravillas del subcontinente asiático. Esta ruta comprende la ciudad de Nueva Delhi, Jaipur y, especialmente, Agra, la ciudad que alberga  el glorioso Taj Mahal y otros muchos puntos de interés que, sumados a los colores y tradición que suspiran sus calles, convierten Agra, la ciudad más romántica de la India, en todo un espectáculo.

Tragedia con aroma a curry

Al sureste de esta ciudad en el corazón de la India, junto al río Yamuna, los locales parecen más inquietos. Avanzas por una calles en las que los monos te retan con la mirada, los rickshaws se agolpan y los guías turísticos te aseguran que es necesario un acompañante para entrar, pero no, conoces tu destino. Una vez que traspasáis los controles (estrictamente divididos para hombre y mujeres), comprobaréis que el amanecer parece diferente entre esas murallas. Es más místico, más romántico.

Tras cruzar los jardines aparece ante nosotros esa alberca que precede a las cúpulas encebolladas y el encanto exótico del monumento más glorioso de la India: el Taj Mahal, mausoleo construido por el príncipe Shah Jahan en 1631 en honor a su fallecida esposa, Mumtaz Mahal. Tras más de veinte años de construcción, el Taj Mahal quedó consagrado como un monumento de influencias mongolas, árabes e hindús de tal belleza, que según las malas lenguas el propio príncipe llegó a cortar las manos de los artesanos para que estos no repitieran la misma proeza.

Y ahora, más de trescientos años después, el Taj Mahal continúa siendo el reflejo de la tragedia, la leyenda y el amor, si bien en sus interiores tan sólo hallaréis la frialdad deliberada de un cenotafio de motivos florales, respetando la ubicación subterránea (e innacesible) de las tumbas de ambos amantes.

El Taj Mahal es como un poema, merece ser contemplado, escuchado, una brizna de aire místico ideal para proseguir con nuestra ruta por esas otras maravillas de Agra.

SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL DÍA EN NUESTRAS PROPUESTAS VIAJERAS

El también famoso Fuerte de Agra se sitúa a tan sólo dos kilómetros al noroeste del Taj Mahal, siendo éste otro de los highlights a nuestro paso por la ciudad. Aderezado de un color rojizo que envuelve todas sus murallas, el Fuerte sirvió como centro de base del clan de los rajputs, hasta el posterior dominio de los mongoles. En su interior contiene mezquitas, bibliotecas, palacios, el harén de Jahangiri Mahal, el cual reposa sobre las corrientes del río Yamuna, o la Musamman Burj, una majestuosa torre en la que Shah Jahan, mismo creador del Taj Mahal, fue encerrado por su hijo poco antes de su muerte, anhelando poder unirse a su amada en el interior del mausoleo.

Continuando nuestro periplo, y una vez dejamos atrás la también recomendable mezquita de Jama Masjid, nos adentramos en una Ciudad Vieja de Agra en la que las vacas tienen preferencia entre el tráfico y los comerciantes de especias te acercan tarros de curry y massala. Y mientras nos perdemos en esta ciudad estimulante, aguardamos al atardecer para dejarnos caer por la rivera del Yamuna y buscar la posición más apropiada (y solitaria) desde la que contemplar de nuevo un Taj Mahal en torno al cual gira toda una ciudad, todo un país. Toda una cultura.

Escrito por Alberto Piernas.

Fotos: flickr / OFERTA viaje a la India

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *