pequena-petra

La Pequeña Petra: razones para visitar este yacimiento jordano

15 abril, 2019
Guía de Jordania

Las ciudades perdidas, abandonadas en el tiempo, se quedaron sin la población que les daba vida, cierto. Pero ganaron en magia, misterio y un halo de belleza del que jamás podrán presumir las metrópolis vivas del siglo XXI. Una de ellas es la Pequeña Petra, en Jordania. Una joya que enamora a quien la pisa. Y, sin duda, un lugar de peregrinación obligatoria para cualquier viajero. ¡Descubre por qué!

  1. Hermana pequeña de una de las grandes del mundo antiguo

Pequeña Petra era un suburbio por el que pasaban las rutas comerciales rumbo a Petra, la gran ciudad de la zona.

Petra es nada menos que una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno. Con su fachada del Tesoro, su teatro o su garganta de Siq, se ha ganado a pulso su declaración como Patrimonio de la Humanidad desde el año 1985. A solo 8 kilómetros de estas majestuosas ruinas, se encuentran las de una ciudad con dimensiones mucho más reducidas, pero con igual encanto. Se trata de Pequeña Petra, cuyo nombre original era Siq al-Barid.

  1. Una historia realmente digna de ser contada

Esta ciudad, que data nada menos que del siglo I a. C., fue probablemente uno de los suburbios de Petra. Se trataba de un lugar de paso para las rutas comerciales, una pequeña urbe por la que cruzaban las caravanas provenientes de Jerusalén, la costa fenicia y otros centros económicos rumbo a la urbe.

En consecuencia, esta población vivió principalmente del comercio con los viajeros que traían todo tipo de mercancías hasta seis siglos después, momento en el que, al igual que Petra, fue completamente abandonada. Este hecho se produjo por un cambio en las rutas comerciales acompañado de una serie de terremotos, hechos que dieron a entender a la población que existían otros sitios más seguros en los que vivir.

  1. Un trayecto precioso y una ubicación inmejorable

Una especie de mar embravecido tallado en piedra es el paisaje que te vas a encontrar de camino a ese antiguo asentamiento. Esto le da un atractivo sin igual a un trayecto que, además, está salpicado de pequeñas aldeas con casas color arena que casi se confunden con el resto del desierto. En definitiva, caerás a los pies de una belleza hipnótica que se quedará en tu retina para siempre.

  1. Pequeña Petra es como una máquina del tiempo

La también conocida en el ámbito internacional como Little Petra no solo te transportará a la época en la que por sus calles pasaban los carros repletos de comerciantes, sino que, además, también lo hará al momento en el que, boquiabiertos, llegaron los primeros arqueólogos.

¿Imaginas lo que tuvieron que sentir al descubrir una ciudad perdida entre las rocas del desierto? Sus caras de incredulidad frente aquellos templos y viviendas (algunas de las cuales aún hoy conservan los frescos de flores que adornaban sus techos) debieron durarles días enteros. De la misma forma que, te aseguramos, te ocurrirá a ti en cuanto la conozcas.

  1. Descubrir el desfiladero de al-Bared es una delicia viajera

Este lugar está lleno de magia natural y de antiguos fantasmas humanos. Se trata del desfiladero que guarda las ruinas de esta minúscula urbe del pueblo nabateo. En solo 500 metros se encuentran desde triclinios (enseres parecidos a asientos amplios en los que las personas se podían reclinar) hasta tumbas, puertas, pequeñas viviendas y templos.

Pequeña Petra es, en definitiva, un sabroso bocado para los amantes de lo antiguo, lo mágico y lo auténtico, una visita imprescindible si viajas a Jordania. Antes de coger el vuelo, recuerda que puedes hacer trip drop en este país para prestar ayuda y conocer mejor a la población local. Comparte este artículo en redes para ir abriendo boca a los que quieres que te acompañen. ¡Seguro que les encanta Siq al-Barid!

Vive Jordania

Un libro: Memoria de una ciudad: una infancia en Ammán – Munif Abderrahman
Una canción: Shafeeq Kabha- Zareef al toul
Una película: Capitán Abu Raed
Un plato: baba ganoush

Compartir a través de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *