fbpx
tarangire

Parque Nacional de Tarangire, el hogar de los elefantes en Tanzania

13 junio, 2018
Guía de Tanzania

Si te gusta la aventura, seguro que alguna vez te has planteado la opción de un safari. Y qué menos que en ese viaje encuentres grandes mamíferos a los que sacar increíbles fotografías. ¿Estás pensando en elefantes? Pues hala, ya tienes la combinación perfecta de deseos para visitar el Parque Nacional de Tarangire.

¿Dónde se ubica este parque nacional?

Al norte de Tanzania, esta inmensidad de nada menos que 2.850 kilómetros cuadrados se encuentra antes de llegar al Ngorongoro y al Serengueti. La zona da cobijo a cientos de mamíferos salvajes como cebras, antílopes (sobre todo en época de migración), jirafas y pumbas (jabalíes en suajili). Pero los reyes indiscutibles de esta sabana son, sin duda alguna, los elefantes.

Los elefantes del Tarangire

Para los amantes de los paquidermos, este parque natural resulta una visita indispensable para hacer. Por lo menos, una vez en la vida. Con una paisaje muy verde y húmedo (necesario para generar los 300 kg de hierba que comen al día estos gigantes), esta región cuenta con unas condiciones perfectas para mantener a una población más que considerable de elefantes. En total son unos 3.000, la mayor concentración de todo el país.

Estos inmensos animales poseen una memoria prodigiosa. Gracias a ella en la temporada seca son capaces de recorrer cientos de kilómetros para ir directamente a la zona del Parque Tarangire en la que recuerdan que había reservas de agua en los años anteriores. Para ello la manada sigue a la hembra de mayor edad, que es la que más experiencia tiene del grupo y la que más viajes ha llevado a cabo.

tarangire

Otros tesoros naturales del parque

Otra de las especies que caracterizan el parque son los baobabs. Estos longevos árboles de gruesos troncos tienen asociadas decenas de leyendas. La que ronda por estas tierras es que fueron obligados por los dioses a crecer boca abajo para castigar su soberbia. Esta última derivaba de su capacidad de crecer mucho y muy alto, tapando el sol al resto de árboles.

Entre las ramas de este y otros miles de árboles del parque también pueden contemplarse innumerables especies de pájaros. El despertar de estos alados animales al amanecer genera un sonido inconfundible en el parque. Unos cánticos que señalan el inicio de un nuevo día.

En definitiva, recorrer el Parque Nacional de Tarangire en Tanzania no solo es una experiencia increíble para los amantes de los paquidermos, sino para aquellos que disfrutan de estar en plena naturaleza. En esta parte del planeta que parece no tener nada que ver con la humanidad es donde, quizá, podrás sentirte más vivo que nunca. ¡Descúbrelo!

Vive Tanzania

Un libro: Trilogía Africana – Jakob Ejersbo
Una canción: Orugambo – Saida Karoli
Una película: Kijiji Cha Tambua Haki
Un plato: Ugali

VIAJERO,

SUSCRÍBETE Y TE MANDAREMOS

CONTENIDOS EXCLUSIVOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *