fbpx

EMPATÍA CULTURAL: LOS CINCO MANDAMIENTOS.

5 febrero, 2016
Viajes

¿No os encanta cuando, en pleno viaje, os encontráis ante un comportamiento, a veces un simple gesto, que no entendéis en absoluto? Seguro que alguna otra vez has hecho o dicho algo con la mejor intención pero el efecto ha sido el contrario al que esperabas. Otras veces, incluso en países con tu mismo idioma, simplemente habrá ocurrido algo que no has entendido en absoluto.

La empatía cultural es ese Grial del viajero que te permitiría acercarte a una cultura ajena y entenderla (y, tal vez, hacerte entender). Ojo, no es el idioma lo que lo impide; es una concepción del mundo completamente diferente, a veces incluso enfrentada. Aquí intentaremos resumir las cinco reglas de oro para conseguirlo… o más bien, para intentarlo.

1. Respeto. Es la primera idea a retener, el punto de partida de toda relación, aunque no sea sencillo, ya que a veces nos encontraremos con realidades no sólo que no son las nuestras, sino que nos desagradan profundamente, como pueda ser el trato a las mujeres o las condiciones de higiene. Si partimos de la idea de que lo que otros hacen de forma distinta a nosotros está mal, va a ser complicado entender nada…

La empatía dirige nuestra relación y comunicación con otras culturas

2. Flexibilidad. Ante costumbres distintas, reacciones distintas. Si te fijas, eso pasará constantemente, en tus reacciones a las costumbres de otros, en las reacciones de otros a tus reacciones, y así. Hay que estar dispuesto a hacer, decir, incluso pensar cosas a las que no estamos acostumbrados. A ponerse en la piel de los otros, la clave de todo esto.

3. Responsabilidad y contribución. Queramos o no, en un viaje participamos en la cultura que nos recibe, y la naturaleza de nuestro impacto depende en gran medida de nosotros mismos. Aunque es un asunto peliagudo, personalmente creo que cuanto menor sea ese impacto, mejor, por lo que debemos pensar bien en lo que hacemos y cómo repercutirá en nuestro alrededor. En esto, como en casi todo, la experiencia es un grado.

Del amor ciego al amor crítico, pasando por el rechazo al otro y a uno mismo

4. Reconoce tus síntomas. El choque cultural, como todo proceso, tiene sus fases, y ayuda mucho identificar en qué punto te encuentras. En general, y tras una primera fase de enamoramiento de la nueva cultura (una “luna de miel”), se produce una crisis de desencanto, incluso de rechazo total; nada nos parece bien. Con el tiempo y una actitud adecuada se producirá una recuperación y una adaptación basadas en una comprensión más profunda, y normalmente más crítica, de la realidad que nos rodea.

5. El choque de retorno. Todos conocemos (o hemos sido, yo el primero) a uno de esos que ha estado quince días en México y vuelve con acento y odiando a los gringos, cuando antes bebía dos litros de CocaCola al día. Atención al llamado choque de retorno; idealizar una cultura, sea la nuestra o la que acabamos de conocer, lleva a simplificaciones que no pueden traer nada bueno. Empatizar con lo desconocido no significa aborrecer lo conocido…

 

Escrito por Víctor Zamorano.

Fotos: Steven Lewis y Camila Damásio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *