fbpx

6 GESTOS PARA VIAJAR DE FORMA RESPONSABLE

8 agosto, 2016
Viajes

Durante los últimos años, el turismo sostenible se ha convertido en la mejor forma de viajar respetando el entorno y, con él, a sus gentes y culturas. Decidirse por un destino en concreto será el primer paso a acompañar de estos 6 gestos para viajar de forma responsable y dejar brotes verdes tras cada nuevo paso que das.

Alojamientos ecológicos

Países como Eslovenia, Namibia o Costa Rica cada vez apuestan más por los alojamientos sosenibles. Hoteles y ecolodges en los que el agua se reutiliza, la lluvia se aprovecha, los paneles solares lucen en los tejados y el fomento de la cultura local conforman pequeños espacios listos para sonreír al futuro.

Planta un árbol

Reservas naturales como Grootbos, en Sudáfrica o Guapi Assu, en Brasil, fomentan un turismo en el que el viajero entra en especial contacto con sus medidas sostenibles, entre las cuales encontramos la simple acción de plantar un árbol. Concebido como una actividad que permita a los países subdesarrollados apostar por la plantación de árboles como recipientes del dióxido de carbono en el futuro, plantar un árbol es el mejor gesto que podemos llevar a cabo a la hora de dejar constancia de nuestras intenciones.

Esas colillas…

¿Cuántos de vosotros no habéis apagado un cigarrillo en una playa y lo habéis ocultado con un puñado de arena al momento? Bien, pues a partir de ahora recoger las colillas y tirarlas a la basura serán los nuevos deberes de viajeros que obvian el simple hecho de que la posibilidad de incendio o la ingesta de una colilla por parte de algún animal son sólo algunas de las consecuencias de nuestros despistes. Y del plástico, mejor no hablemos.

Interacción local

Marco natural aparte, el turismo ecológico está íntimamente ligado a las personas que coexisten en un determinado entorno. Miembros de países menos avanzados que gracias a sus alojamientos, visitas guiadas o productos artesanales fomentan la cultura local y obtienen un beneficio basado directamente en la contratación de servicios y el aporte de los visitantes. No fotografiar a los locales como si de monos de feria se tratase tampoco estaría mal.

Mejor camina

Los barcos que contaminan el océano, los jeep que perjudican al entorno o el coche que no necesitas pudiendo tomar un transporte público o, simplemente, ANDANDO, son algunos de los motivos para plantearse nuestra movilidad en un nuevo destino. Si te encuentras en un entorno privilegiado, caminar nunca está de más no sólo por el factor disfrute y saludable que este conlleva, sino porque no emitiremos un mínimo rastro de contaminación al entorno.

Compra productos artesanales

La mayoría de souvenirs que adquirimos al viajar suelen ser fabricados con productos nocivos por personas explotadas encerradas en fábricas. Optar por regalar a nuestros seres queridos alfarería local o productos artesanales de comercio justo es una buena opción para contribuir con la economía local y seguir respetando la correcta gestión de la tierra.

Escrito por: Alberto Piernast

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *