BENEFICIOS DEL TURISMO RESPONSABLE

6 junio, 2016
Viajes

Beneficios del turismo responsable

El turismo responsable, también conocido como turismo ecológico o sostenible, es una de las modalidades más progresistas y con futuro del sector. El respeto por el medio ambiente, el uso de energías renovables o la interacción con la economía local son sólo algunos de los beneficios del turismo responsable que harán que tus pisadas por el mundo dejen tras de sí nuevos y necesarios brotes.

Respeto por la naturaleza

Plantar árboles, reutilizar tierras erosionadas o propiciar el reciclaje en un destino son algunos de los motivos englobados por ese respeto hacia la naturaleza que supone el turismo responsable. Una mentalidad que no sólo transforma nuestra forma de viajar, sino la de esas futuras generaciones destinadas a heredar un mundo que aún puede ser rescatado.

Uso de energías renovables

Algunos hoteles considerados como ecológicos han comenzado a utilizar el agua de lluvia, plantar huertos abastecidos con abono de animales de granja e incluso implantar placas solares o infraestructuras que aprovechan la energía eólica en ciertos enclaves. De esta forma el gasto de recursos disminuye considerablemente.

Mayor economía local

El turismo responsable supone interactuar con el habitante de esa isla, parque natural o plantación, permitiendo a diversas minorías étnicas vivir de sus propios productos textiles o alimenticios, sus rutas turísticas o demás servicios turísticos. Esta economía, desvinculada de los gigantes turísticos, transforma por completo la vida de locales locales no sólo a nivel a nivel económico, sino también social.

Igualdad de sexos

Sí, sí. El aspecto social equilibrado por el turismo responsable reside en la mayor participación e interacción del género femenino en actividades igualmente equitativas para ambos sexos. De esta forma la mujer abandona su condición sumisa en lugares en los que el turismo requiere de nuevos productos, platos, cultivos y enseñanzas.

Propuestas diferentes

Disfrutar de una semana de turismo slow en una aldea africana o cerca de las playas donde las tortugas marinas son protegidas por diversas asociaciones son algunas de las propuestas que han reinventado la forma de viajar y las muchas caras del turismo. De esta forma, los lugares habilitados para la actividad ecoturística permiten crear paquetes impensables tiempo atrás, añadir nuevas actividades y convertir la simple experiencia del viaje en algo más que visitar monumentos y ver animales en cautividad.

Intercambio de enseñanzas

Los países subdesarrollados han encontrado en el turismo responsable una alternativa para revitalizar su economía y también nutrirse de las enseñanzas de Occidente en lo que a ciertos aspectos ideológicos y laborales se refiere. A su vez, el viajero extranjero se beneficia de las enseñanzas que trasmiten estos países tales como el arte de simplificar, la humildad, el amor por la naturaleza o los conocimientos culturales que ya de por sí incluye la experiencia.

Un mundo mejor

Las muchas campañas que contribuyen a la erradicación del cambio climático encuentran en el turismo ecológico a uno de sus grandes aliados en su lucha contra las emisiones de contaminación o residuos vertidos en gran parte del mundo. Una noticia más que esperanzadora para quienes fomentan nuevas formas de ocio totalmente compatibles con el progreso o el respeto por el entorno.

Escrito por: Alberto Piernas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *