control-aeropuerto

Consejos para ahorrar tiempo en el control de seguridad del aeropuerto

13 marzo, 2019
Viajes

Las normas son iguales para todos. ¡Y las de seguridad más aún! Aunque algunas de las restricciones para pasar el control en el aeropuerto nos puedan parecer con más o menos sentido, tenemos que acatarlas todas. Aquí tienes algunos consejos para hacerlo y pasar este trámite en el menor tiempo posible.

  1. Ten tu documentación en la mano

Para entrar en la zona donde se lleva a cabo el control de seguridad del aeropuerto tendrás que identificarte como pasajero. Para ello debes tener a mano tu tarjeta de embarque (ya sea móvil o impresa), para enseñarla antes de pasar a dicha zona.

Ten en cuenta que en algunos aeropuertos no dan la opción de enseñar la tarjeta de embarque en el smartphone, por lo que en esos casos deberás enseñarla obligatoriamente impresa en papel. Para evitar perder tiempo en este proceso, infórmate sobre este aspecto antes de viajar.

¡IMPORTANTE!

Llevar la tarjeta de embarque en la mano o cumplir con las normas de líquidos que llevan vigentes más de una década te ayudarán a pasar el control más rápido.

Si viajas a Estados Unidos y en tu tarjeta de embarque ves el código “SSSS”, te aconsejamos que vayas al aeropuerto con más antelación de lo normal. Estas siglas significan “Selección Secundaria de Supervisión de Seguridad”. Es decir, que has sido seleccionado al azar para llevar a cabo un registro más exhaustivo que para el resto de pasajeros. A la hora de planear tu viaje, ten en cuenta que te llevará algo más de tiempo.

  1. Sigue las normas de objetos y sustancias prohibidas

  • Líquidos

Como seguro que a estas alturas ya sabrás, en el equipaje de mano los líquidos deben estar en botes de 100 ml como máximo y la suma de todos ellos no debe superar 1 l. Por otra parte, estos envases deben estar en una bolsa transparente a cuyo interior se pueda acceder fácilmente (te aconsejamos las bolsitas de autocierre).

Estos recipientes de líquidos deben sacarse de la maleta o mochila de mano a la hora de pasar el control de equipaje en los aeropuertos. Puedes poner la bolsa que los contiene en una misma bandeja junto al resto de objetos que te tengas que quitar (como la chaqueta, el reloj, el cinturón, etc.). Recuerda que los aerosoles son considerados líquidos, por lo que si llevas laca o desodorante en este formato deberá seguir las mismas normas.

Respecto a las botellas de agua para beber, se siguen los mismos criterios que con el resto de líquidos. Para que no mueras de deshidratación hasta llegar al lugar de destino, te aconsejamos que nada más te hagas con una botella en las máquinas o establecimientos del aeropuerto.

  • Material deportivo

El material de deporte que pases por el control debe seguir las mismas normas que el resto de equipaje de mano. Es decir, ya no solo debe tener las dimensiones adecuadas (bicicletas, tablas de surf, etc., deberán ser facturados), sino que, además, habrá casos en los que por seguridad no se dejarán pasar determinados objetos. Estos son los casos del material de caza y pesca, así como navajas y demás objetos punzantes.

Los instrumentos musicales y las sillas de ruedas también están catalogados como equipaje especial, por lo que, en la mayoría de los casos, deberá ser facturado. La idea es que todo aquel equipaje que tú no puedas meter en los compartimentos superiores de la cabina sin ayuda, mejor vaya facturado.

  • Medicamentos

Los medicamentos líquidos (como la insulina) que necesite el usuario durante su estancia en destino podrán pasar los controles de seguridad de los aeropuertos incluso si superan los 100 ml. Sin embargo, es posible que el personal de seguridad solicite las recetas o informes médicos que determinan que el viajero realmente necesita esos medicamento.

Ten muy en cuenta este último aspecto, ya que, en caso de que no lleves las recetas o los informes médicos y te los soliciten, puedes terminar perdiendo esas medicinas tan necesarias para ti. Llévalos encima no solo para los líquidos, sino también para cualquier otro tipo de medicamento.

Si viajas con bebés, sus alimentos también siguen esta misma norma. Podrás llevar zumo, leche o agua en un biberón, así como su comida (papillas o purés). De hecho, en estos casos los botes pueden ir fuera de las bolsas transparentes que se requieren para el resto de líquidos.

  • Dispositivos electrónicos

No olvides sacar tus dispositivos electrónicos y ponerlos sin sus fundas sobre una bandeja al pasar el control del aeropuerto.

Las tabletas, móviles, cámaras u ordenadores portátiles están perfectamente admitidos como parte del equipaje de mano. Sin embargo, deben estar en una bandeja diferenciada y fuera de sus fundas. Te aconsejamos que pongas en la misma bandeja otros aparatos como cepillos de dientes eléctricos, secadores o planchas de pelo.

  1. Saca todo de los bolsillos

Monedas, cartera, llaves, papeles o cualquier otra cosa que puedas haber guardado en los bolsillos, sácalas y ponlas sobre una bandeja. Si no lo haces, seguramente se darán cuenta los agentes de seguridad y te pedirán que lo pases por el escáner y vuelvas a pasar el control, lo que te hará perder más tiempo del necesario.

  1. Viste para pasar el control más rápido

Para pasar por este trámite lo antes posible, lo mejor es que vistas con zapatos bajos (que dejen al descubierto los tobillos), sin cinturón y sin mucho abrigo. Si llevas cinturón, bufanda, gorro, chaqueta o botas porque tienes frío no pasa absolutamente nada, solo que tendrás que quitártelos y ponerlos en una bandeja antes de pasar el control de pasajeros en los aeropuertos.

Te aconsejamos que utilices los bolsillos de la chaqueta que vas a pasar por el escáner como lugar idóneo para meter todos los objetos pequeños lo que te has sacado de los bolsillos o que te has quitado. De esta forma, tu reloj, tus monedas o tu cartera no terminarán extraviados.

Para ponerte todo encima de nuevo, no te quedes al lado del escáner. Mejor lleva todas tus pertenencias a la zona habilitada para ello (hay una serie de mesas) y organízalas allí. De esta forma evitarás molestar al resto de pasajeros y podrás recoger todo tranquilamente.

  1. Mantén cerrada la bolsa del Duty Free

Si has comprado algo en el Duty Free durante una larga escala que, en principio, pudiera vulnerar las normas anteriores (como una botella de vino, por ejemplo), lo mejor es no abrir la bolsa precintada en la que te lo entregaron. En caso contrario, quizá podrías perder esos artículos.

Como ves, siguiendo las normas establecidas desde hace más de una década, pasarás el control del aeropuerto rápida y tranquilamente. ¡No tiene ciencia! 

Comparte este artículos en tus redes sociales para que nadie más pierda un vuelo por estar media hora pasando por el escáner.

Compartir a través de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *