lugares-secretos-paris

Lugares secretos de París que no deberías perderte

18 septiembre, 2020
Guía de París

Más allá de la Torre Eiffel, la ciudad del amor atesora rincones tan desconocidos como exquisitos. Y hoy descubrimos los lugares secretos de París; y es que cuando viajamos, la necesidad de recorrer el ABC turístico de un nuevo destino (como sus museos) nos permite conocer parte del encanto del destino. Pero, también, nos condena a limitar nuestra experiencia a una vitrina ya inmortalizada por otras miles de cuentas de Instagram.

Y de todos los ejemplos posibles, París es uno de los más recurrentes. Una ciudad museo mágica, cuna de tantas historias románticas y bulevares de ensueño.

Sin embargo, no todas las propuestas terminan frente a la mítica Torre Eiffel o una terraza de Saint Germain donde tomar el enésimo caffe-au-lait. Al igual que otras capitales, también cuenta con su particular “trastienda” de rincones, y la siguiente lista es el mejor ejemplo de ello.

Rue Mouffetard

A la hora de tomar una cerveza o degustar un rico crepe, la mayoría de opciones para el turista se despliegan por zonas como la estación de Châtelet o el Barrio Latino. Sin embargo, si te dejas caer por Place Monge, encontrarás una calle única donde recalibrar los sentidos: la rue Mouffetard, considerada como la vía más antigua de la ciudad y perfecto epicentro de bares de cocktails a mitad de precio, fruterías típicas y algunos de los restaurantes veganos más rompedores de la ciudad. Ideal para deleitarse con el típico ambiente de una tarde after hours típica parisina.

Catacumbas

En la zona de Denfert Rochereau, en el arrondissement 14, al sur, yace uno de los lugares escondidos en París mejor guardados: la presencia de Les Catacombes, un antiguo cementerio formado por numerosos pasillos y túneles subterráneos cuyo origen se remonta a finales del siglo XVIII.

Unas antiguas minas de caliza fueron reutilizadas como cementerio ante la acumulación de cadáveres procedentes de espacios mortuorios sometidos a reformas urbanas. Hoy, un osario de más de 6.000 esqueletos aguarda al vigilante en el más terrorífico y fascinante recorrido de la ciudad.

Hotel De Sens

Hay edificios capaces de narrar la historia reciente de una ciudad en una sola visita, y el Hotel De Sens es uno de ellos. Es considerado como uno de los edificios más elegantes de París dada su influencia de la arquitectura gótica flamígera. Este hotel, digno de película Disney, comenzó siendo residencia de Carlos V en el siglo XIV hasta ser morada de nobles caballeros en el siglo XVIII.

Sin embargo, uno de los aspectos por los que destaca este hotel es por la presencia de una bala disparada por los cañones de la Revolución Francesa. La historia hecha edificio.

paris

Belleville

Antaño considerado como uno de los barrios más peligrosos de la ciudad, hoy Belleville es el perfecto oasis hipster del nordeste. Basta con pasear por las zonas verdes del Parc de Belleville o una visita a sus mercados o calles colmadas de arte urbano (la rue Denoyez, por ejemplo) para enlazar con las cafeterías de moda en espacios a caballo entre lo costumbrista y lo distópico.

Y si cuentas con tiempo suficiente, puedes acercarte al mítico cementerio Père Lachaise, otro de los lugares desconocidos de París, donde moran los cuerpos de Edith Piaf y Maria Callas.

Sainte Chapelle

Visitar l’Île de la Cité supone hacerlo para visitar la mítica catedral de Notre Dame. Sin embargo, existen otros muchos rincones en esta antigua isla dignos de mención, siendo la Sainte-Chapelle (o Santa Capilla) uno de los más fascinantes.

Considerada como una de las mejores representantes del estilo gótico, esta capilla de bóvedas azules salpicadas de lunares y vidrieras tan coloridas que parecen cósmicas fue concebida para albergar todas las obras de arte del rey Luis de Francia, siendo hoy una perfecta trastienda donde rememorar los susurros del pasado.

Passages Couverts

Mucho antes de los malls o centros comerciales, los “pasajes cubiertos” suponían el corazón comercial para los parisinos más chic. Se trata de pasillos urbanos cubiertos de bóvedas acristaladas donde aún respiran los ecos de la historia en forma de suntuosas tiendas. De todas ellas, la Galerie Vivienne, construida en 1823, supone uno de los lugares más curiosos de visitar al pasar por el Palacio Real de París. La perfecta máquina del tiempo mediante la que trasladarse a otra época a través de sus mosaicos de colores pero, también comercios como tiendas de alta costura, bodegas y librerías.

Y ahora que ya conoces los lugares secretos de París, cuéntanos cuáles aun no has visitado, y cuándo tienes previsto hacer una escapada a la ciudad de la luz para descubrirlos todos.

Escrito por: Alberto Piernas Medina

Compartir a través de:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *