aviones-del-futuro

¿Cómo serán los aviones del futuro? Aquí tienes algunas pistas

24 abril, 2019
Viajes

Aunque en Regreso al Futuro pensaban que en el año 2015 todos nos moveríamos en taxis y coches voladores, aún hoy, en 2019, solo usamos los viajes aéreos para distancias algo más largas que ir al cine o hacer la compra. Pero… ¿cuánto se ha avanzado realmente en el sector de la aviación civil? ¿Cómo serán los aviones del futuro? Te ponemos en contexto y contestamos a tus dudas.

Para empezar, un poco de historia

¡Súbete al DeLorean! Echemos la vista atrás de la mano de Doc y McFly y volvamos por un breve lapso de tiempo al siglo XX. Por desgracia, debemos admitir que las épocas en las que la aviación tuvo un mayor desarrollo fueron las grandes guerras.

La época de mayor avance en el sector de la aviación fue, por desgracia, la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Los países inmersos en los conflictos invirtieron una buena parte de su presupuesto en controlar los cielos. En estos años hubo una gran revolución en cuanto a instrumental técnico de las naves y fiabilidad del mecanismo del motor. Todos estos aspectos fueron muy importantes a posteriori para la aviación civil.

Sin embargo, durante las décadas de paz que siguieron a las Guerras Mundiales se produjo un relativo estancamiento en las innovaciones aeronáuticas. No obstante, aunque en apariencia poco hayan cambiado los aviones desde los años 60 a hoy en día, sí que se han producido mejoras en los materiales con los que se construyen. El cambio del aluminio a la malla de fibra de carbono ha supuesto una disminución importante en el peso del aparato y, por tanto, un ahorro relevante en combustible.

Pero dejemos el siglo XX atrás. Ahora nos subimos de nuevo al DeLorean para echar un vistazo a los aviones de las próximas décadas ¿Qué innovaciones y deslumbrantes sorpresas nos tiene preparadas el sector de la aeronáutica?

Aviones del futuro: ¿cómo serán?

  • Naves más ecológicas gracias al menor consumo

Las novedades en este ámbito llegan de la mano de un mayor respeto por el medio ambiente. Es decir, por un menor consumo de combustibles fósiles y por una apuesta firme por las fuentes de energía alternativas.

El fuselaje integrado, por ejemplo, es uno de esos adelantos destinadas a mejorar la eficiencia de los aviones comerciales del futuro. La diferencia con la situación actual es que se comenzarían a fabricar aviones hechos de una sola pieza, ya que actualmente las alas se crean por separado y luego se unen al fuselaje principal.

Con el llamado fuselaje integrado se minimiza la resistencia que pueda haber con el aire y, en consecuencia, se consume menos combustible. La NASA ya trabaja con modelos de este tipo de naves.

  • Volar mucho más rápido que el sonido es posible

En cuanto a velocidad, es cierto que el sector no ha dado precisamente pasos de gigante desde el año 2003 con el Concorde, un avión que sobrepasaba la velocidad del sonido. De hecho, desde ese año no se ha creado ningún otro que haya rebasado este límite.

Sin embargo, hay una startup en Silicon Valley (con apoyo de la aerolínea Japan Airlines) que está desarrollando un avión comercial con el que espera llegar a esas velocidades con un coste mucho menor que el Concorde.

Por otra parte, el Instituto Alemán de Investigación Aeroespacial está trabajando en aparatos que volarían a la friolera de 25 veces la velocidad del sonido. ¿Sabes en cuánto tiempo harías un vuelo Londres-Sídney a ese ritmo? ¡En hora y media!

Una alternativa fantástica a los cansinos viajes largos en avión, sin duda. Para ello plantean elevar las aeronaves del futuro a una altura que rozaría lo que consideramos el espacio exterior.

  • ¿Los aviones tendrán piloto en el futuro?

¡Quién sabe! A día de hoy esta propuesta queda muy, muy lejos. Además, ¿quién se ofrecería voluntario para las primeras pruebas de estos aviones sin piloto? ¡Si todavía el coche autónomo tiene problemas que resolver! Así que si estás estudiando Aeronáutica con vistas a ser piloto profesional, no te preocupes, aún tienes una larga carrera profesional por delante.

  • Mejoras en la experiencia del pasajero

Aunque las innovaciones que plantean los nuevos aeroplanos de cara al usuario tampoco son enormes, varias aerolíneas ya están barajando la opción de incorporar entretenimiento de realidad virtual en sus vuelos.

En este sentido hay que destacar que la compañía Factory Design está pensando en crear unas cabinas en primera clase en las que el viajero pueda dormir. Además, estos espacios tendrán su propia luz, control de temperatura y fuente de sonido.

Las principales innovaciones en aviación en los últimos años van de la mano de la creación de aviones más rápidos, más cómodos y con menor consumo.

¿Creías que al hablar de aviones del futuro saldrían a la palestra taxis y drones alados que viajan a baja altura sobre la ciudad estilo Regreso al Futuro? No, señor. La aviación comercial no va tan sumamente rápido. Por ahora solo hablamos de aeroplanos convencionales con alguna pequeña innovación.

Pero, aun así, la impresión general es que el sector que nos ayuda en nuestras aventuras viajeras va superándose pasito a pasito. Comparte este artículo en tus redes sociales para poder comentar con tus amigos lo maravilloso que sería viajar a Australia en una hora y media en aviones futuristas o tener gafas de realidad virtual durante los vuelos.

Compartir a través de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *