safari-fotografico

Safari fotográfico: tips para disfrutar de África sacando fotos increíbles

23 octubre, 2019
Viajes

¿Sientes la llamada de África? Si la escuchas a la par que la de tu cámara de fotos, eres de los que disfrutarán como un enano con un buen safari fotográfico. Para que lo consigas, aquí tienes algunos consejillos que te vendrán muy bien para combinar la fotografía con el objetivo real del viaje: disfrutar de los paisajes, de los atardeceres y, sobre todo, del momento. ¡Ve haciendo las maletas!

¿Qué es un safari fotográfico?

Al escuchar este término no tienes por qué pensar solo en coger la cámara con el objetivo más amplio que veas en el mercado. No creas que se trata solo de eso. Se trata, en realidad, de viajar a un lugar para conocer a sus gentes, sus paisajes y su cultura. Y, de paso, conseguir unas instantáneas impresionantes. 

De hecho, las mejores fotos que se capturan en este tipo de viajes no son las típicas que puedas ver en un banco de imágenes. No es tanto cuestión de técnica o de objetivos inmensos como de capturar detalles, sensaciones y momentos.

Disfruta del viaje, déjate embaucar por los lugares que visites y la fotografía perfecta llegará sola. No hace falta que te pierdas la mitad del viaje con la cabeza detrás del objetivo. De veras. Si disfrutas, todo lo demás vendrá rodado. 

Analiza el lugar, la época del año y tus intereses

África no es solo grandes mamíferos. Si tienes afición por la fotografía, este continente te dará mucho más que elefantes y leones (que también, en función del lugar al que vayas). Las fotos de tu viaje pueden ser mejores y más “tuyas” si analizas a priori el lugar en el que quieres hacer el safari. 

Piensa si prefieres una zona de alta montaña (como el Kilimanjaro), de desierto (como el Sáhara) o de sabana (como el Parque Nacional de Tarangire). Tú eliges el sitio que mejor combine con tu forma de entender la fotografía. 

Por otra parte, ten muy en cuenta la época del año en la que decidas viajar para no coincidir con la estación de lluvias en destino.

En caso contrario, tu safari fotográfico puede verse un poco pasado por agua. Aunque… ¡nunca se sabe! Quizá tus instantáneas ganen en originalidad y atractivo.  

Mejor un lugar bien visto que ciento volando

Los viajes están hechos para conocer sitios nuevos, no para pisarlos, sacar una foto y salir corriendo a por el siguiente destino. Si quieres sacar partido de verdad a tu safari, lo primero que debes hacer es estar el tiempo suficiente en una misma región. 

De esta manera podrás descubrir el encanto real de la zona, sus atardeceres y sus gentes. Todo ello enriquecerá tus fotos y les dará un carácter mucho más personal. Luego, cuando vuelvas a casa, descubrirás la diferencia entre tus instantáneas y las típicas de banco. Y te enamorarás (aún más) de las tuyas. 

Vehículos de viaje para tu safari fotográfico

Parece que no, pero este es un aspecto fundamental. El vehículo será el lugar en el que pases horas sacando fotos y disfrutando del paisaje. Merece la pena garantizarse un automóvil cómodo y seguro. Es decir, que no sean 30 personas metidas en una especie de camión ni 2 personas en un coche pequeño. 

Intenta encontrar un punto intermedio en el que disfrutar de tu safari, manejar tu cámara sin problemas y tener la seguridad de ir con varias personas que conozcan el terreno. Verás que no es tan complicado, solo necesitas contar con la agencia adecuada.

¿Ya estás haciendo las maletas? Normal, la llamada de África es fuerte. Comparte este artículo con aquellas personas que vayan a acompañarte en tu safari fotográfico para que también ellas sepan qué es lo realmente importante en este tipo de viajes: disfrutar.

Compartir a través de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *